Eres de los que sienten “siempre me pasa lo mismo”, “la vida es injusta conmigo” o “siempre me toca a mi…” “con todo lo que yo hago…”

La famosa “mala suerte” ahora tiene su explicación, también las dificultades psíquicas e incluso enfermedades graves como la de Maita:

Quedó huérfana cuando tenía 3 años de edad, a los 17 años se le declaró un cáncer de piel con idénticas características que el que le costó la vida a su padre unos años antes; los médicos que trataron a su padre en el mismo hospital, no daban crédito a tanta coincidencia, lo atribuyeron a una herencia genética.

Maita vino a verme en estado depresivo, acompañada de su madre, toda ella reflejaba un gran dolor.  Del padre no se podía hablar y tampoco podía recordar cómo era,  mantenía acallado el dolor de su ausencia por ser éste demasiado grande, aunque, cuando llegaba el día del  aniversario de muerte, la madre lo pasaba en la cama con dolores de cabeza insoportables. Cuando hicimos el duelo pudo hablar, despedirse, reconciliarse.

El cáncer de Margarita remitió muy rápidamente, fue como un milagro para los médicos del hospital y para mí un gozo difícilmente superable.

Este es un caso típico de «enredo sistémico» descubierto por Bert Hellinger y utilizado en nuevas constelaciones familiares.

El concepto de “enredo sistémico”,  representa  un aporte fundamental para la psicología del siglo XXI.

Intricare (latín): enredado, entrelazado.

La física cuántica desde 1935 utiliza este término de entrelazamiento cuántico, introducido por Erwin Schrödinger,  para referirse al vínculo instantáneo entre dos partículas que han estado en contacto una sola vez, todo evento vivido por una de ellas será inmediatamente percibido por la otra, cualquiera que sea la distancia entre esas dos partículas.

Más información sobre el Entrelazamiento cuántico.

En caso de “entrelazamiento o enredo sistémico” la persona vive situaciones , emociones y/o comportamientos que no comprende y lo vive como algo que no le pertenece:

El familiar que vive un  “enredo sistémico” se pone  al servicio de los excluidos. En realidad lleva el destino y la historia de un ancestro que pide la reintegración en el campo de la memoria familiar.

Se trata  a menudo de un excluido u olvidado: niño muerto cuyo duelo no se ha hecho, las madres muertas en el parto, los padres muertos en el campo de batalla, abortos no aceptados, los niños discapacitados abandonados, o cualquier persona que ha sido excluida de la memoria de la familia a causa de su comportamiento o de su historia poco moral para la familia, (amor secreto o ilegítimo, la vergüenza, el asesinato, el abandono, el infanticidio…).

Puede tratarse  de antepasados ​​muy lejanos de los que se ha perdido la memoria … que se manifiestan así a la familia para ser atendidos recibidos  con amor.

«Para salir de un enredo sistémico se necesita consciencia” – Sophie Hellinger.

El problema solo puede ser resuelto con una constelación sistémica que facilitará la reinserción del antepasado ​​que fue excluido u olvidado  saludando su memoria, sin a priori alguno. De esta forma, el descendiente podrá vivir su propio destino con la bendición del antepasado ​​en cuestión.

«El que vive, en el respeto por sus muertos, les ofrece la posibilidad de retirarse y finalmente encontrar la paz.» Bert Hellinger

Mientras trabajaba  con mi árbol genealógico, comprendí la extraña comunidad de destino que  me unía a mis ancestros. Tengo el fuerte sentimiento de estar bajo la influencia de cosas y de problemas que fueron dejadas incompletas  y sin respuestas por mis padres, mis abuelos y mis otros ancestros.

A menudo parece que en la familia existe un karma impersonal que se transmite de padres a hijos. Siempre he pensado que, yo también , tenía que responder de problemas  que el destino ya había planteado a mis ancestros y para los cuales no se había encontrado respuesta o bien que debía terminar o simplemente continuar  con los problemas que las épocas anteriores dejaron en suspenso.

C. G. Jung  «  Ma Vie » p 271

El Doctor en Física Jean Pierre Garnier-Malet desarrolló la Teoría del Desdoblamiento del Tiempo, que permitió explicar la llegada al cinturón de Kuiper de planetoides que están en el origen de explosiones solares de envergadura.